Un divorcio contencioso es comparable a una operación en el campo médico. Ambos el divorcio contencioso y la operación son graves, costosas, estresantes y extremamente riesgosas.

Cuando posible, médicos responsables aconsejan las alternativas meno riesgosas de la cirugía como la fisioterapia o la medicina. Igualmente, cuando se trata de divorcio, los abogados de divorcio responsables aconsejarán un acuerdo mediante el divorcio colaborativo o la mediación en lugar de irse a través del sistema de la corte.

Un divorcio contencioso podría ser peor de una operación. A diferencia de una operación, donde la mayoría, sino todas las expensas son solitamente cubiertas para el seguro médico, no existe un seguro tal que cubre los precios de un divorcio contencioso. A diferencia de una operación, donde los profesionales médicos siempre trabajan en equipo para favorecer la sanación, los abogados de los divorcios contenciosos cada uno de ellos hacen lo mejor posible para agredir, desprestigiar, y destruir unos los otros y también el otro esposo. Y ¿Cuantas operaciones tardan entre dos y tres semanas- como un típico divorcio contencioso? A diferencia de una operación, ¡no hay anestésico en un divorcio contencioso para aliviar el dolor!

Pero no me malinterpreten. Alguna vez, si las circunstancias y las personalidades involucradas son tales que es imposible conseguir un asentamiento, un divorcio contencioso es necesario, al igual que una operación puede ser necesaria para salvar una vida. Todavía, es una buena idea recurrir al divorcio contencioso solo cuando es absolutamente necesario- en la misma forma que nos pensamos a la sala quirúrgica.

© Arnold D. Cribari,